Project xCloud: Xbox en todas partes

Microsoft ha anunciado oficialmente Project xCloud, su propuesta para el futuro de los videojuegos y de Xbox.

Durante el Xbox E3 2018,  Microsoft anunció que estaba trabajando en un sistema de streaming de videojuegos de alta calidad, para poder jugar en cualquier dispositivo, es decir, consolas, PC, tablets, smartphones e incluso Smart TVs.

Ahora, la compañía de Redmond anuncia que este servicio, llamado provisionalmente Project xCloud, pretende dar la libertad a los jugadores de poder jugar en cualquier dispositivo, en cualquier parte, con el dispositivo que mejor se adapte a cada momento. Por ejemplo, podremos iniciar una partida en nuestra Xbox One en casa, y continuar la partida en nuestro smartphone fuera de casa, o en cualquier PC con conexión a internet, con una calidad similar a la ofrecida por las consolas y PCs actuales.

Además, ahora no sólo se da la libertad de poder jugar en el dispositivo que mejor se adapte a nuestras necesidades, sino que también se permite acceder a videojuegos de alta calidad a jugadores que no dispongan de ninguna plataforma de videojuegos. Es decir, ¿no tienes la nueva consola de última generación? ¿no tienes PC o tu PC no es capaz de ejecutar juegos decentemente? No pasa nada, porque seguramente sí tengas un smartphone o una Tablet, y con eso, ya puedes acceder al servicio Project xCloud y jugar a los últimos videojuegos con la calidad de las consolas y PCs actuales. Suena interesante, ¿no?

Todos los juegos de Xbox One en Project xCloud

Microsoft ha indicado que todos los juegos lanzados hasta ahora en Xbox One se podrán incluir en Project xCloud, así como los futuros títulos, los cuales podrán ser lanzados en Project xCloud sin trabajo adicional por parte de los desarrolladores. Es decir, no habrá que hacer un desarrollo aparte para adaptar el juego a Project xCloud.

Juegos mejorados en Xbox One gracias a Project xCloud

Microsoft ha comentado que, gracias a Project xCloud, los jugadores que ya cuenten con una Xbox One, podrán disfrutar de una “experiencia añadida”, lo que se puede traducir en que, teniendo Xbox One, podrás ejecutar un juego normalmente en tu consola, y utilizar el servicio de Project xCloud para mejorar el juego o añadirle capacidades que se ejecutarían en la nube.

El problema de la latencia

Uno de los retos principales a los que se enfrenta Project xCloud es la latencia, es decir, el tiempo que pasa desde que mandamos una orden o pulsamos un botón, hasta que esa información llega al servidor, se ejecuta y vemos el resultado.

Microsoft cuenta con la ventaja de que ya dispone de una red de servidores distribuida por todo el mundo, Azure, la cual va a ser la encargada de ofrecer el servicio Project xCloud. Además, Microsoft Research está creando formas de evitar la latencia, a través de avances en topología de redes, y en codificación y decodificación de vídeo.

No sólo WiFi

Microsoft ha anunciado que el servicio de Project xCloud estará disponible tanto para conexiones fijas, por WiFi o por cable, como para conexiones móviles 4G, por lo que podremos usar nuestro smartphone fuera de casa para continuar nuestros juegos favoritos. Habrá que acostumbrarse a llevar un mando de Xbox One en la mochila.

Actualmente, Microsoft está probando internamente Project xCloud, con smartphones y tablets asociados a un controlador inalámbrico de Xbox One vía Bluetooth, siendo jugable también vía interfaz táctil.

Para lograr todo esto, están construyendo centros de datos con hardware personalizado, basicamente, poniendo el hardware de Xbox One en los servidores.

Hasta 2019 no comenzarán las pruebas públicas, por lo que habrá que esperar para probar el servicio, pero seguro que tendremos novedades al respecto en la próxima X018.

¿Qué os parece el juego en la nube?

Fuente: Microsoft

Compartir en: